miércoles, 30 de junio de 2010

Coser no es lo mío, ya se sabe

Tengo tres proyectos de ganchillo casi acabados, parados hace muchos días a la espera de que me decida a sacar la máquina de coser y les ponga el forro correspondiente.

El problema es que
1) de día, es más divertido (y entretenido) jugar con Miniyó que coser,
2) hilvanar me da muuuucha pereza y ya se sabe que coser sin hilvanar da más trabajo al final
y 3) a las horas que puedo ponerme a coser no puedo enchufar la máquina porque me pueden colgar los vecinos.

Al paso que voy, se pasa el verano y seguirán ahí mis trapitos, mirándome con cara de pena porque no los termino...